Facemama Chile

Embarazo y Maternidad

Soy madre y trabajo

La mayoría de las madres que trabajan sienten un sentimiento de abandono y culpabilidad al dejar a sus hijos con otras personas, esto sucede en al menos un 80% de las mujeres. Y es que no es fácil sentir que tal vez otra persona está sustituyendo su crianza.

Sentirse inferiores en cuanto la maternidad, además de dejarlos en guarderías o contratar a alguien que lo cuide desde casa, no siempre genera la confianza suficiente, son varias horas sin saber lo que hacen con su pequeño.

Existe para ellas un gran debate interno, si dejan el empleo dejarían de dar un gran aporte económico para su familia, incluso muchas son el sostén principal, por otro lado, piensan dejarlo todo y cuidar como se debe de su bebé, pero teniendo claro que ya no podrían darle todo lo que deseen, pues las limitaciones se harán presentes.

Sin duda alguna la presencia de una madre en el hogar es primordial, pero también es necesario que la mujer tenga una buena autoestima y fuerzas para ejercer su independencia económica y profesional.

Sin embargo esto no es suficiente para que todas las madres entiendan que no son malas mamás por alejarse de sus niños a la hora de trabajar y que tampoco son menos que aquellas que tienen la oportunidad de estar con sus hijos a diario, recuerden que cada familia tiene una vida distinta.

¿Qué hacer para no sentirte culpable  si eres mamá y trabajas?

Deben tomar en cuenta que los tiempos han cambiado, igual la dinámica de los trabajos, no te sientas mal ni te enfoques solo en lo negativo, es momento de que pienses en cómo mejorar la calidad de tiempo para compartir con tu hija o hijo

  • No sientas culpa, esto es lo primero que debes dejar a un lado. Una vez entendiendo que lo que haces es necesario, las cosas serán más fáciles.
  • Organiza tu tiempo e intenta compartir con tus hijos todo lo que puedas, haz una cena, juega con ellos, comparte en familia.
  • Habla con tu pareja y dividan responsabilidades, de esta manera tendrás menos carga y disminuirá el estrés del día a día.
  • Desde tu trabajo puedes llamar de vez en cuando para saber cómo están los niños, intenta comunicarte siempre con ellos.
  • Habla con tu jefe si el trabajo te absorbe mucho tiempo, esto te ayudará a equilibrar el entorno laboral con el de la casa.

Ten en cuenta que no es un abandono y que seguramente tus hijos lo entenderán más adelante. Si sientes que no mejoras busca ayuda profesional o utiliza la creatividad y trabaja desde casa, hoy en dia hay muchas formas de hacerlo ¡Suerte!.